El Efecto Residual


Nehemías es una excelente guía para el liderazgo, principios establecidos hace casi 3000 años hoy tienen plena vigencia en el liderazgo actual.

Nehemías establece por lo menos 3 tipos de liderazgos necesarios para edificar una gran proyecto de Dios.

  1. Liderago: Político religioso ministerial.

  2. Liderazgo: empresarial

  3. Liderazgo: Familiar

  4. Enfrentó enemigos de afuera y de adentro del propio pueblo.

  5. Organizó y distribuyó las tareas correctamente.

  6. Su enfoque: se estableció más en las familias que en los individuos para realizar la obra.

  7. Con todo esto, tuvo éxito en la gestión pero enfrentó también algunas dificultades que vamos a considerar.

Nehemías 4-10

Efecto residual es equivalente a Mr. 1:19, remendar redes y a Jn. 15:2 podar lo que quita fuerza para dar mayor cantidad de frutos.

1) El efecto residual no es un fenómeno, es un hecho natural que produce todo proyecto de edificación.

No se discute el escombro, se discute lo que hacemos con el escombro o viceversa, lo que el escombro hace con nosotros.

  1. Si no se lo limpia puede parar la obra. El escombro.

  2. Si no se lo poda tendrá escasa producción. La planta.

  3. Si no se lo remienda no retendrá peces. La red.

En los nuevos paradigmas de construcción (Iso9000) establece que la producción no es lo más importante, lo más importante son tres cosas fundamentales:

  1. La persona, el equipo: relaciones humanas.

  2. El medio ambiente: contaminación ambiental.

  3. La seguridad e higiene: cero accidentes.

  4. Observando estos tres enunciados se ha comprobado:

  • Mayor capacidad productiva.

  • Menos tiempos muertos por conflictos y accidentes.

  • Escasa contaminación al medio ambiente.

2) Tres factores que a veces alteran un gran proyecto de construcción. Le sucede a Nehemías.

La gran demanda y los escasos recursos humanos y económicos con los que contamos.

  • Es una prerrogativa divina, el señor nos envía a producir cosas y no tenemos los elementos para hacerlo.

  • Lc. 9:13. El les dijo dadles vosotros de comer, ellos dijeron no tenemos más que 5 panes y 2 peces.

Segundo factor que alteró el proyecto de Nehemías. La urgencia del tiempo.

  • El tiempo es vida pero a veces es un enemigo implacable de nuestros proyectos.

  • Yo proclamo que la velocidad vence el obstáculo, pero hay cosas que no se pueden dejar de lado, hay que dedicarle tiempo y atención.

  • Una tarea que demanda más recursos humanos y económicos, por lo menos dos años de ejecución.

Nehemías lo hizo en 52 días de ejecución. Neh. 6:15

  • Grandes proyectos realizados con escaso margen de tiempo, producirá algunos resultados negativos.

  • La producción anuló un factor muy importante que paralizó la obra, la limpieza y el reciclado del escombro.

  • No se puede trabajar pisando escombros todos los días necesita ser limpiado.

Tercer factor que puso en riesgo el proyecto de Nehemías.

  • La mala categorización de las dificultades.

  • Prestó más atención a los enemigos de afuera que a los enemigos de adentro.

  • Ni Tobías, ni Sambalat produjeron tanto daño al proyecto como el escombro no tratado que produjo la propia tarea.

  • Tengo buenas noticias para ustedes, el diablo ya no podrá frenar la buena obra que el Espíritu Santo a comenzado, pero si nosotros no limpiamos al escombro la obra se va a detener.

3) Tres cosas importantes para ir cerrando

El problema no estaba centrado en cualquier tribu, el problema se había centrado en la Tribu de Juda.

  • Juda es lo que llamamos punteros, son los que van al frente y todos los siguen.

  • El enemigo va a enfocar su artillería en los punteros del pueblo de Dios para que los demás queden sin dirección.

4) Las tareas estaban correctamente organizadas:

Entre mano de obra calificada y mano de obra común.

  • Mano de obra calificada: los que edificaban.

  • Mano de obra común: los que acarreaban.

  • Filipenses 1:6. El que ha comenzado la buena obra la perfeccionará hasta el día de Jesucristo. “Es el que edifica”

  • 1° Pedro 2:1-2. Los acarreadores somos nosotros que no debemos dejar que el escombro paralice la obra del Espíritu Santo.

  • Algunas figuras de escombros que pueden paralizar la obra:

  1. Malicia y doble intención.

  2. Engaños.

  3. Hipocresías.

  4. Envidias.

  5. Y todas las detracciones, el escombro que paraliza la obra del Espíritu Santo.

Amén.

Mensaje ministrado en el Congreso de Pastores y Líderes "Desafiados a hacer su voluntad" en Ingeniero Huergo - Río Negro - Argentina.

#expansion #identidad #fortalece #oportunidad #vision #propósito #avivamiento #potencial

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon

© 2018 | Iglesia Pentecostal de Santidad