Hay que hacerlo ahora y con lo que tenemos


Eclesiastés 11:4 El que al viento observa, no sembrará; y el que mira a las nubes, no segará.

I.- Hemos establecido que éste es el tiempo de la expansión y la multiplicación.

a) Isaías 54:1-3 Como ninguna otra palabra establece los propósitos de expansión y de multiplicación por su pueblo, la profecía tiene proyección generacional, se extiende desde Israel a la Iglesia en estos días.

b) V.1: Esta triste, enferma y humillada, nunca engendró ni dio a luz. Regocíjate, oh estéril, la que no daba a luz; levanta canción y da voces de júbilo, la que nunca estuvo de parto; porque más son los hijos de la desamparada que los de la casada, ha dicho Jehová.

c) V.2: Vienen noches de amores, la cama fría (símbolo del corazón) se calentará y la nueva relación producirá vida. Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas, y refuerza tus estacas.

d) V.3: Su crecimiento no tendrá fronteras, te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda y lo que otros han alejado y abandonado tú lo heredarás. Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas.

e) Este glorioso acontecimiento está precedido de algo importante que se llama trabajo.

f) La promesa y el propósito de Dios ya está, ahora el pueblo tendrá que tomar herramientas y realizar los preparativos.

  • Ensanchar el sitio de la tienda – trabajo.

  • Corre las estacas y alarga las cuerdas.

  • No seas escaso porque lo que viene no es poco, lo que viene es abundante y es poderoso.

Cierro este pensamiento: creyendo que, si queremos que algo de parte de Dios suceda, algo tendremos que hacer.

II.- La expansión y el crecimiento: no es solo una cuestión de buenos deseos, es una cuestión de trabajo y de fe, hay que empezar cuando todavía no tenemos nada.

En mi primer tratado de evangelismo a la I.P.S establece que crecimiento no se establece cuando llegan los frutos, eso se llama resultados, comenzamos a crecer cuando cambiamos de mente y actitud y ponemos mano a la obra, dime lo estás haciendo y te diré cuándo vas a crecer.

El crecimiento y la multiplicación es para gente que sueña con entusiasmo.

Es para gente de fe que cree, aunque todavía no lo tenga ni lo vea.

Es para gente de acción que está dispuesto a trabajar, aunque las condiciones sean difíciles.

Siempre habrá excusas razonables para no hacerlo.

Le dije a mi pastor “lo que usted me mando a hacer es muy difícil”, él me dijo “nunca dije que era fácil, yo le dije que haga lo posible”.

Eclesiastés 11:4: Establece que si miramos las dificultades jamás sembraremos y si no sembramos (trabajo) jamás vamos a cosechar.

Juan 2:1-9: Las bodas de Caná, De galilea pone las llaves en nuestras manos para producir un acontecimiento sobrenatural.

Edificar y establecer una iglesia es un acontecimiento sobrenatural, se necesita una acción y una intervención del Espíritu Santo.

1 Corintios 3:6-7: Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento.

El Apóstol Pablo declara que nosotros trabajamos:

Limpiamos territorios

Plantamos semilla

Cuidamos y regamos

Pero el milagro del crecimiento lo da Dios a través del Espíritu Santo.

En las bodas de Caná se había terminado el vino, lo único que había era agua.

Por lo general nunca tenemos lo que precisamos, pero hay que producir.

Jesús dijo llenen las tinajas de agua, la llave espiritual revela que debemos comenzar con lo que tenemos.

Jesús lo hizo, no pidió y de forma inmediata, y en el trayecto de la fuente a la cocina se produjo el milagro, el agua se transformó en vino.

La llave espiritual revela que hay que hacerlo ahora y comenzar con lo que tenemos.

Amén, que así sea.

#fe #avivamiento #vision #Ministerio #Jesús #potencial #evangelismo #revelación

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon

© 2018 | Iglesia Pentecostal de Santidad